Vulnerabilidades en la detención

Las personas privadas de libertad son vulnerables debido al desequilibrio de poderes creado por la detención en sí misma. Sin embargo, algunas personas están expuestas a situaciones de vulnerabilidad específica – debido a menudo al contexto social y a su estatus dentro de la sociedad.

Estos grupos, entre los que se incluyen los niños y los adolescentes, las mujeres, las personas con discapacidades, los colectivos LGBT, los inmigrantes y otros, no son necesariamente vulnerables per se, sino que se vuelven vulnerables durante la detención. Es por ello que hablamos de “situaciones de vulnerabilidad” y no de “grupos vulnerables”.