¿Quién visita los lugares de detención?

De conformidad con los Convenios de Ginebra, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha sido, durante casi un siglo, el principal órgano de monitoreo de los lugares de detención durante los conflictos armados, visitando tanto a los prisioneros de guerra como a los prisioneros civiles. Gracias al desarrollo de los instrumentos regionales e internacionales, han aparecido otros mecanismos capaces de supervisar los lugares de privación de libertad de las personas.

A continuación exponemos los distintos tipos de órganos de monitoreo existentes a escala nacional, regional y universal, todos ellos totalmente independientes de las autoridades penitenciarias.

El Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (OPCAT) ha desarrollado un sistema de visitas preventivas a los lugares de detención mediante la consolidación de los mecanismos de visitas nacionales e internacionales. Estos mecanismos de visitas pueden acceder a cualquier lugar de detención, sin necesidad de contar con la autorización previa de las autoridades.

Los Mecanismos nacionales de prevención (MNP)

Los MNP tienen el mandato de realizar visitas preventivas de forma periódica a todos los lugares en donde haya personas privadas de libertad. Los Mecanismos nacionales de prevención han de ser independientes del Estado y de sus autoridades, tanto desde un punto de vista económico como operativo.

La estructura de un MNP puede variar dependiendo de si el Estado designa un órgano nuevo o ya existente, o sí designa varios órganos. La composición de los MNP debe ser un reflejo de su mandato, por lo tanto entre sus miembros debe existir un equilibrio de género, además de incluir representantes de los grupos minoritarios así como miembros de diversas profesiones.

El Subcomité para la Prevención de la Tortura (SPT)

El Subcomité para la Prevención de la Tortura, formado por 25 expertos independientes, es el componente internacional del sistema de visitas establecido por el Protocolo Facultativo. El SPT supervisa las condiciones de detención y el trato de las personas privadas de libertad por medio de visitas al país en cuestión. También ofrece recomendaciones sobre la aplicación del OPCAT, concretamente mediante el apoyo al establecimiento y al funcionamiento de los MNP.

Más información sobre los MNP y el Subcomité de la las Naciones Unidas para la Prevención de la Tortura (SPT).

Otros órganos nacionales

Las oficinas del defensor del pueblo y las instituciones nacionales de derechos humanos (INDH):

Las oficinas del defensor del pueblo y las INDH suelen tener un mandato más amplio para vigilar y promover el respeto de los derechos humanos, junto con competencias para poder examinar las quejas y reclamaciones individuales, lo que a menudo incluye la posibilidad de visitar y monitorear los lugares de detención.

La intensidad y la frecuencia de estas visitas pueden variar. Las visitas a los lugares de detención se llevan a cabo, a menudo, con el fin de comprobar determinados alegatos e investigar una queja formulada a título individual, en lugar de examinar las condiciones de detención con el objetivo de anticipar los problemas futuros. Las oficinas del defensor del pueblo y las instituciones nacionales de derechos humanos suelen informar públicamente al Parlamento y sus recomendaciones son, gracias al estatuto oficial que tienen estos órganos, consideradas como normativas.

Las ONG y las organizaciones de la sociedad civil 

En algunos países, las organizaciones de la sociedad civil han conseguido obtener la autorización y el acuerdo para realizar periódicamente actividades de monitoreo en los lugares de detención. El monitoreo de la sociedad civil se caracteriza generalmente por un alto grado de independencia de las autoridades. Debido a su independencia, sus conclusiones e informes a menudo logran una gran publicidad. Sin embargo, las bases legales de este monitoreo suelen ser débiles, basadas en un acuerdo escrito con los ministerios relevantes, o incluso con un solo ministerio. Esto hace que el equipo de monitoreo dependa de la voluntad política de las autoridades.

A nivel internacional

El Relator Especial de la ONU sobre la cuestión de la tortura

El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura

A nivel regional

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

El Relator Especial sobre los derechos de las personas privadas de libertad designados por la CIDH

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura

El Relator Especial sobre las prisiones y las condiciones de detención en África

El Comité para la Prevención de la Tortura en África