Australia se compromete a una mejor transparencia y supervisión de la detención

viernes, 22 diciembre 2017

Ocho años después de haber firmado el tratado sobre la prevención de la tortura, Australia se convierte en el Estado Parte No.86 del Protocolo Facultativo de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura (por sus siglas en inglés, OPCAT) y se compromete a monitorear los lugares de detención de manera regular e independiente.

“Este es un gran paso hacia adelante para proteger mejor la dignidad de todas las personas privadas de su libertad en Australia. También fortalece significativamente el compromiso del Estado con la justicia y en encontrar soluciones para proteger a todos sus ciudadanos y ciudadanas, especialmente los más vulnerables”, dijo el Secretario General de la Mark Thomson.

Australia deberá de establecer uno o varios Mecanismos Nacionales de Prevención (MNP) para monitorear todos los lugares de privación de la libertad – como las prisiones, estaciones de policía, instituciones psiquiátricas, y centros para migrantes, incluyendo sus centros de detención en alta mar – y realizar recomendaciones al gobierno. Leer más (en inglés)