Historia del Protocolo Facultativo (OPCAT)

La historia del Protocolo Facultativo (OPCAT) remonta a la década de 1970, cuando la creciente preocupación por la práctica continuada y generalizada de la tortura impulsó las negociaciones sobre la creación de una Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura.

Al mismo tiempo, Jean-Jacques Gautier, el banquero y filántropo suizo que fundó la APT, comenzó la movilización de apoyo para su idea de establecer un sistema de prevención de la tortura y otras formas de malos tratos y evitar así que ocurran dichos abusos. Inspirado por las visitas del CICR a los prisioneros de guerra y a los presos políticos, el Sr. Gautier concluyó que la manera más eficaz de prevenir los abusos sería mediante un sistema de visitas periódicas e independientes a todos los lugares de detención, abogando así por la creación de un tratado internacional que estableciera dicho sistema de visitas.

Las primeras negociaciones

A principios de los años 70, la idea de Jean-Jacques Gautier fue considerada como “idealista y utópica”. La idea adquirió un carácter más realista gracias a la propuesta del Secretario General de la Comisión Internacional de Juristas (CIJ) de transformar su proyecto en un Protocolo Facultativo de la futura Convención contra la Tortura (CCT). El Comité Suizo contra la Tortura (que más tarde se convirtió en la APT) y la CIJ también comenzaron a construir alianzas con una serie de Estados como Costa Rica, Suiza y Suecia.

En marzo de 1980, Costa Rica presentó oficialmente un borrador de Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura a las Naciones Unidas. Sin embargo, el borrador fue presentado junto con la propuesta de que dicho borrador fuera examinado tras la adopción de la futura Convención contra la Tortura, para no retrasar así la aprobación de este tratado.

Los progresos en Europa y en las Américas

A pesar de que la idea de establecer un mecanismo internacional de visitas dentro del sistema de la ONU fue aplazada, la idea acabó cobrando un mayor impulso en Europa. En el año 1983, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa adoptó un borrador de texto preparado por el Comité Suizo contra la Tortura y la Comisión Internacional de Juristas, para crear un sistema de visitas dentro del marco del Consejo de Europa. Tras varias negociaciones, el Consejo de Europa acabó adoptando el Convenio Europeo para la Prevención de la Tortura y los Tratos Inhumanos o Degradantes (CEPT) el 26 de junio de 1987. El Convenio establece el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y los Tratos Inhumanos o Degradantes (CPT), con competencia para visitar cualquier lugar de detención en cualquier momento y en cualquiera de los Estados miembros del Consejo de Europa (47 hoy en día).

Se intentó instaurar un sistema similar en el continente americano. Sin embargo, aunque se adoptó una Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura en el año 1985, el tratado no establecía ningún sistema de visitas periódicas preventivas.

Proceso de redacción

En 1987, con la entrada en vigor de la Convención contra la Tortura, la idea de establecer un mecanismo internacional de visitas dentro del sistema de la ONU recobró fuerza. En el año 1991, Costa Rica ideó un nuevo proyecto de Protocolo Facultativo. En 1992, se estableció un grupo de trabajo para la creación de dicho protocolo, abierto a todos los Estados, organizaciones no gubernamentales y demás expertos interesados.

Las negociaciones dentro del grupo de trabajo fueron arduas. Durante ocho años, estas negociaciones se centraron en obtener un consenso sobre el establecimiento de un órgano internacional de visitas eficaz, una idea a la que se resistieron varios Estados.

En 2001, la delegación de México, con el apoyo de otros Estados de América Latina, presentó un borrador de texto que introdujo un elemento innovador que reavivó el debate. El borrador sugería imponer a los Estados parte la obligación de establecer órganos nacionales de visita. Dicha propuesta creó una división de opiniones entre los miembros del grupo de trabajo. En un intento por finalizar el proceso de redacción del Protocolo Facultativo, la Sra. Elizabeth Odio Benito, presidenta del grupo de trabajo, presentó en el año 2002 un texto que combinaba los elementos internacionales y nacionales de los borradores originales y de los propuestos por la delegación mexicana. Después de 10 años, Odio Benito decidió poner fin a las negociaciones por consenso y decantarse por la elección a través del voto – decisión singular en la historia de los tratados de derechos humanos de las Naciones Unidas.

Adopción y entrada en vigor

En marzo de 2002, el texto de la presidenta del grupo de trabajo fue sometido a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para su aprobación mediante voto. Tras una ronda de discusiones y votaciones muy controvertidas llevadas a cabo en el seno de la Comisión de Derechos Humanos y del Consejo Económico y Social de la ONU, la Asamblea General de la ONU aprobó el Protocolo Facultativo el 18 de diciembre de 2002 por mayoría de votos.

El OPCAT entró en vigor el 22 de junio de 2006 tras la 20ª ratificación.


 

OPCAT time line

1976

La Vie Protestante publica la "propuesta de Gautier"

1980

Costa Rica presenta un proyecto de Protocolo Facultativo de la futura Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura

1987 Entrada en vigor de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura
1992

Establecimiento del grupo de trabajo encargado de redactar el OPCAT

2002

En el mes de marzo, la presidencia del grupo de trabajo presenta el texto a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

En el mes de diciembre, el Protocolo Facultativo es aprobado por la Asamblea General de la ONU, con 127 Estados a favor, 4 en contra y la abstención de 42 Estados

2006

El Protocolo Facultativo obtiene 20 ratificaciones y entra en vigor el día 22 de junio

2012

63 Estados han ratificado el Protocolo Facultativo y otros 22 lo han firmado